Miles de pasajeros atrapados en un crucero por el coronavirus

Miles de pasajeros atrapados en un crucero por el coronavirus

Pese a la suspensión decretada el pasado 15 de marzo por la práctica totalidad de las navieras a lo largo del mundo, que ha obligado a amarrar toda la flota, para evitar la propagación de la pandemia del dichoso coronavirus, en Los Viajes de Luciabox tenemos conocimiento de que son varios los barcos que todavía permanecen navegando, con miles de pasajeros atrapados en un crucero por el coronavirus, sin tener muy claro en estos momentos dónde y cuándo podrán atracar para permitirles regresar a sus hogares.

Gracias a Dios, la mayoría de ellos siguen manteniendo su actividad habitual, al no haber pasajeros infectados a bordo, aunque a medida que transcurren los días sin obtener una solución la desesperación del pasaje va en aumento.

Todos ellos son barcos errantes en busca de un puerto que los acoja.

Celebrity Eclipse: Navegando hacia San Diego

CELEBRITY ECLIPSE
Barcos errantes en busca de un puerto que los acoja

¡Y pensar que hace hoy justo un mes tuve que cancelar mi viaje en el Eclipse por Sudamérica debido a la enfermedad grave de un familiar!

Ahora me siento reconfortada de haber tomado esa drástica y dura decisión a escasos días de volar a Buenos Aires para el embarque, por que sino lo hubiese hecho así, ahora me encontraría a bordo junto a más de 2.000 pasajeros, casi 45 de ellos españoles y 8 de ellos amigos del grupo con el que yo viajaba.

El Eclipse tenía previsto finalizar su crucero el día 15 de marzo en San Antonio, Chile, pero el cierre de fronteras impidió que las autoridades chilenas les dejasen atracar, permaneciendo durante cuatro días fondeados en la bahía de Valparaíso, a la espera de una solución, que al final no llegó, salvo para los pasajeros chilenos, a los que si se permitió desembarcar, mientras el Eclipse se ha convertido en uno más de los barcos errantes en busca de un puerto que los acoja.

Mis amigos a bordo, entre los que se encuentra José Manuel Beltrán, editor de Parada y Fonda de un viajero, respiraron aliviados cuando a través del Consulado de España en Chile, y gracias al ingente trabajo desarrollado por los funcionarios consulares, con la Canciller Julia Garrigue a la cabeza, pudieron por fin recibir sus medicaciones, a punto ya de agotarse, y en algunos casos imprescindibles por tratarse de pacientes oncológicos.

Estoy en contacto permanente con ellos a través de WhatsApp y me transmiten que el confinamiento a bordo transcurre con normalidad, incluso con alegría, aunque la procesión vaya por dentro y haya a bordo miles de pasajeros atrapados en un crucero por el coronavirus.

Quiero destacar la excepcional cobertura que les está ofreciendo Celebrity Cruises, que intenta, por todos los medios, paliar la angustia de los pasajeros, ofreciéndoles todo tipo de comodidades, incluida wifi gratuita, llamadas internacionales ilimitadas, e incluso en estos últimos días, servicio de lavandería gratuito, organizado por cubiertas.

Mientras tanto, ellos pasan el tiempo a bordo como mejor pueden, intentando no entrar en pánico ante las noticias que les llegan de España, pero con la lógica preocupación por lo que estamos viviendo aquí tras la primera semana de confinamiento en nuestros domicilios.

Tras la negativa de las autoridades chilenas, y una vez concluidas las labores de avituallamiento de víveres y medicina para la totalidad del pasaje, el barco puso hacia San Diego, en EE. UU., y los españoles están ya en contacto con la Embajada de España en Las Vegas, a fin de solicitar el soporte que puedan necesitar.

Ayer, a través del Consulado de España en Los Ángeles, fueron informados que por ahora en USA los puertos de San Diego y Los Ángeles están funcionando, así que el día 29 o 30, calculan que arribarán al de San Diego.

Pero es posible que suban autoridades sanitarias al barco para hacer controles a todos los pasajeros antes de desembarcar.

Si todo sale bien, entonces si será posible que puedan iniciar el duro y difícil camino de retorno a casa, ya que la mayoría de las aerolíneas no están operando, al haber cerrado EEUU su espacio aéreo a los vuelos procedentes de España.

Ayer, nuestros amigos, en un descanso de su particular torneo de petanca, que les permite estar entretenidos y liberar la mente de pensamientos negativos, tuvieron el bonito gesto, junto a toda la tripulación del barco, con su capitán a la cabeza, de enviar un emotivo aplauso a todos los sanitarios que en todo el mundo están en primera línea de combate para intentar frenar esta pandemia global.

Aplausos a los sanitarios a bordo del Celebrity Eclipse
Miles de pasajeros atrapados en un crucero por el coronavirus

Pero por desgracia, otros barcos que navegaban por el Pacifico junto a ellos tras el cierre de puertos ordenado por Chile, están viviendo una situación bastante más difícil, con miles de pasajeros atrapados en un crucero por el coronavirus, y también se han convertido en barcos errantes en busca de un puerto que los acoja.

Holland América: MS Zaandam

zaandam
Miles de pasajeros atrapados en un crucero por el coronavirus

Según explica The Washington Post, hasta la madrugada del pasado martes el buque Zaandam, de Holland América, navegaba sin rumbo fijo, al habérsele impedido desembarcar al pasaje en Punta Arenas, Chile por parte de las autoridades locales.

El barco se dirigía a otro puerto chileno para obtener combustible y suministros, pero no había más información disponible; los puertos en Chile han cerrado a los pasajeros de cruceros.

La compañía, propiedad de Carnival, informó a través de un comunicado que se encuentra “trabajando en opciones para que los huéspedes desembarquen y viajen a casa lo antes posible, y se proporcionarán actualizaciones cuando se conozcan».

El barco, que actualmente no está en cuarentena ni ha reportado casos sospechosos de COVID-19 a bordo, se dirigió después a San Antonio, también en Chile, para una escala de servicio en donde aprovisionarse de combustible y otros productos.

Igual que el Eclipse, el crucero, de 14 días por Sudamérica, debería de haber finalizado su recorrido el 21 de marzo.

HAL, como también ha hecho Celebrity, ofrece servicio de internet y teléfono de cortesía a todos los huéspedes para que se comuniquen con sus familias, siendo también miles de pasajeros atrapados en un crucero por el coronavirus.

Pese a ello, en unas declaraciones a Businnes Insider, un pasajero estadounidense manifestó ayer que «ahora estamos en un crucero misterioso porque no tenemos idea de a dónde vamos”.

Ellos forman también parte de uno de esos barcos errantes en busca de un puerto que los acoja .

El MS Zaandam, navega con rumbo incierto, con 842 pasajeros y 542 miembros de la tripulación a bordo, como barcos errantes en busca de un puerto que los acoja.

Pese a ello, la vida a bordo continúa con normalidad, y la celebración del Día de San Patricio estalló en la sala de piano del MS Zaandam para paliar la incertidumbre que asola al pasaje en estos momentos.

Por lo que he podido averiguar, el pianista francés del bar sacó el puñado de melodías irlandesas que conocía de improviso mientras los invitados tintineaban vasos de Guinness y compartían preocupaciones sobre sus seres queridos que soportaban la pandemia de coronavirus en sus hogares.

«Holland América Line está trabajando actualmente en finalizar los detalles del mejor lugar para que los huéspedes desembarquen lo antes posible y regresen a casa», dijo el portavoz a Business Insider en un comunicado.

Pese a ello, son muchos los pasajeros con arreglos de viaje independientes a los que HAL ha recomendado que «trabajen directamente con su transportista» para reservar un viaje desde el Aeropuerto Internacional más próximo al que les dejen, por fin, desembarcar, y que con posterioridad reclamen a su seguro de viaje, ya que la naviera, en principio, solo se hará cargo de costear los vuelos de quienes los hubiesen reservado directamente con ellos.

Aunque los pasajeros aprecian la buena disposición del Capitán Ane Jan Smit durante todo el crucero, están molestos por el trato que le dio Holland América a los pasajeros que reservaron sus vuelos de forma independiente.

El 15 de marzo, cuando todavía existía la posibilidad de que los pasajeros desembarcaran en Chile, todos los pasajeros del Zaandam fueron sometidos a un control de salud.

Los huéspedes fueron llamados al teatro principal del barco. Los miembros de la tripulación habían recogido el pasaporte de cada pasajero cuando abordaron por primera vez en Buenos Aires, e individualmente llamaron a los huéspedes que no pudieron.

«Simplemente tomaron nuestras temperaturas y todos tuvieron que llenar un formulario», dijo uno de los pasajeros a Business Insider.

Hasta ahora no ha habido indicios de que alguien a bordo haya tenido fiebre.

Pese a estar en un crucero sin fin a la vista, el estado de ánimo en el barco es relativamente tranquilo.

Pero con el barco rumbo al norte de EE. UU. algunos expresan ya en las redes sociales su preocupación por los pasajeros que no son de Estados Unidos, como los ciudadanos de Gran Bretaña, Australia, Canadá y Francia, que ignoran como van a poder volver a casa desde los EE. UU.

Otro pasajero, David Kirkham, declaró al periódico Times Colonist, que hay peores lugares para quedar atrapados que un crucero frente a las costas de América del Sur.

«Nuestra filosofía es mejor estar en un barco que no tenga enfermedades que ir a tierra y correr el riesgo de estar expuesto” concluye David.

Lo que peor llevan es la incertidumbre de hacia dónde van. Las probabilidades podrían pasar por arribar en Fort Lauderdale, desde donde se supone que volarán a casa.

En una nota emitida por HAL, la intención es llegar a Ft. Lauderdale, Florida, el 30 de marzo donde los huéspedes desembarcarán.

Holland América Line está en proceso de ultimar los permisos necesarios para transitar el Canal de Panamá.

Eso los dejaría en mejor situación que a los pasajeros en otros barcos.

El viernes, The Canadian Press informó que 70 canadienses estaban tratando de descubrir cómo llegar a casa desde Atlanta, Georgia, donde habían sido trasladados en un vuelo de repatriación de los EE. UU, tras haber sido evacuados de un crucero en Francia.

Y también están mejor que los 340 canadienses a bordo del Norwegian Jewel, que Fiji, Polinesia Francesa, Nueva Zelanda y Hawái rechazaron.

Luego están los que están de regreso en Canadá, pero todavía esperan llegar a casa.

Otros canadienses en otros barcos no tienen tanta suerte.

Según el gobierno de Ottawa son hasta 4.000 ciudadanos en 70 cruceros en todo el mundo, un gran número de barcos errantes en busca de un puerto que los acoja.

Su futuro es incierto ya que puerto tras puerto rechaza el acceso, las fronteras están cerradas y los vuelos están en tierra.

Roald Amundsen de Hurtigruten

roald amundsen
Miles de pasajeros atrapados en un crucero por el coronavirus

El cierre de los puertos de Chile también afecta al Roald Amundsen de Hurtigruten, que se encuentra frente a las costas de Chile.

Su travesía debía concluir en Punta Arenas el 16 de marzo tras un crucero de 17 días.

A bordo hay 350 pasajeros.

El barco estaba programado para atracar en Punta Arenas, donde debía concluir un crucero de 17 días.

El director gerente de Hurtigruten para la zona de Asia-Pacífico, Damien Perry, explicó que, si bien no hay nadie con síntomas de COVID-19, trabajan en una variedad de opciones para dar solución a este viaje que se extiende ya por más tiempo del inicialmente previsto.

“Nuestros pasajeros y tripulación son nuestra principal prioridad y todos están bien”, añadió.

“El enfoque de nuestro grupo de trabajo es llevar a todos los pasajeros a casa de la manera más rápida y segura posible”.

HAL: MS Ámsterdam

Según una nota de prensa emitida por la naviera en fecha 21 de marzo, el barco está junto a Fremantle, Australia, donde el desembarque comenzó el 21 de marzo, hora local.

Se espera que el desembarque completo de todos los huéspedes concluye el 23 de marzo.

Los miembros del Carnival Australia Care Team estarán ayudando en los centros aéreos australianos a repatriar a los miles de pasajeros atrapados en un crucero por el coronavirus

Además, han seleccionado personal de barco entrenado, que como miembros del equipo de atención, acompañarán a aquellos huéspedes que lo requieren en sus vuelos, pero todavía son miles de pasajeros atrapados en un crucero por el coronavirus

MS Maasdam

En la misma nota de prensa, Holland América Internacional informa que el Maasdam, que partió de Honolulu el 20 de marzo a las 6:14 p.m. está ya camino a San Diego, California, con una llegada prevista el 27 de marzo, dónde prevé desembarcar a todos los pasajeros.

Para ello, el Maasdam repostó suficiente combustible y aprovisionó los suministros necesarios en Honolulu para hacer cómodamente el viaje a San Diego de los miles de pasajeros atrapados en un crucero por el coronavirus.

Silversea Cruises: Silver Explorer y Silver Shadow

Peor situación se está viviendo ahora mismo a bordo de los dos barcos de Silversea, el Explorer y el Shadow, que mantienen a los pasajeros confinados en sus camarotes después de que algunos pasajeros que habrían logrado desembarcar con anterioridad por razones médicas hayan dado positivo al coronavirus.

Así, dos pasajeros a bordo del Silver Shadow bajaron en Recife, Brasil; uno dio positivo y el otro negativo, según el operador, propiedad de Royal Caribbean Cruises.

Otro pasajero fue sacado del Silver Explorer en Tortel, Chile, y también ha dado positivo.

“En nombre de nuestros huéspedes, estamos en estrecha coordinación con los gobiernos y las autoridades locales de salud para determinar los próximos mejores pasos”, dijo la compañía, propiedad de Royal Caribbean. Mientras tanto han solicitado a los pasajeros permanecer en sus camarotes “de acuerdo con nuestros protocolos de aislamiento médico”.

Norwegian Jewel

Otro barco sin rumbo fijo en la actualidad es el Norwegian Jewel que había zarpado de Sídney a finales de febrero para realizar un itinerario de 23 días por Australia y la Polinesia Francesa.

El crucero debería haber finalizado en Papeete el 20 de marzo, pero los planes cambiaron como consecuencia de la expansión del coronavirus.

El desembarque se reprogramó, en primer lugar, hacia Auckland, Nueva Zelanda y más tarde a Fiji, pero las autoridades de ambos países rechazaron el barco.

Al parecer, el lunes por la noche varios pasajeros comunicaron a sus familiares que el barco se dirige ahora a Honolulu, donde llegará el 22 de marzo.

NCL, como no podía ser de otra manera, ha permitido el acceso a Wifi a bordo para que los pasajeros puedan también hacer modificaciones en sus reservas de vuelos para volver a casa, además de contactar con sus familiares y amigos.

La reorganización de los vuelos de los afectados por los cierres de puertos está siendo otro de los problemas añadidos debido a la reprogramación de las aerolíneas y la cancelación de miles de itinerarios, lo que hace más dificil, si cabe, la situación a bordo de los miles de pasajeros atrapados en un crucero por el coronavirus

En este sentido, Norwegian señala que colabora para cambiar vuelos reservados a través de ellos e, incluso, asume costes de las diferencias en los billetes para clientes que reservaron sus vuelos de forma independiente.

Azamara Pursuit

Otro barco de Royal Caribbean, el Azamara Pursuit, se encontraba también en aguas de Chile buscando soluciones para llevar a los cruceristas a sus casas, y se encuentra en la actualidad navegando hacia San Diego, acompañando al Celebrity Eclipse y al Silver Explorer, en un itinerario que debería llevar 10 días, según la compañía.

Costa Luminosa

abandonados en el Costa Luminosa
Miles de pasajeros atrapados en un crucero por el coronavirus

El Costa Luminosa, ya en las costas europeas, protagoniza también estos días un angustioso recorrido en busca de un puerto donde desembarcar.

Costa Cruceros reportó que al menos tres personas infectadas desembarcaron en Islas Caimán (el 29 de febrero) y Puerto Rico (8 de marzo).

Ya en Europa y con todos los pasajeros confinados en sus camarotes, tres pasajeros más abandonaron el buque en Tenerife con síntomas.

La compañía informó el lunes que se dirigía a Marsella, un destino en el que tampoco podrá atracar después de que el presidente francés Emmanuel Macron ordenase su cierre el pasado martes.

Se convierte así en otro de los barcos errantes en busca de un puerto que los acoja .

Tras un periplo por puertos de Islas Caimán, Puerto Rico, Tenerife y Marsella, Costa Luminosa se dirigirá a Italia para desembarcar a los últimos pasajeros a bordo, probablemente en la ciudad de Génova, aunque no hemos podido confirmar este último extremo.

A bordo del Costa Luminosa se encuentran un número indeterminado de pasajeros españoles.

«Por el momento, Costa Cruceros está en contacto con todas las autoridades para coordinar el desembarco de los pasajeros a bordo«, dijo el operador en un comunicado el lunes por la noche. «Se comunicará más información cuando esté disponible».

Pero las declaraciones del hijo de una de las pasajeras a bordo son espeluznantes, y describen una situación dramática:

En sus declaraciones a The New Daily informó que su madre, de 82 años es una de las 39 australianas a bordo del crucero MS Costa Luminosa, que busca desesperadamente un puerto para descargar pasajeros.

Los registros de barcos, que fueron obtenidos por el Miami Herald, muestran que 24 miembros de la tripulación y 50 pasajeros están enfermos o compartiendo una cabina con otra persona que no está bien.

Colin, que solo quería que se conociera su primer nombre, habló con su madre el viernes por la mañana y le dijo que estaba angustiada.

«Solo puedo hablar con ella durante unos minutos, estaba sonando y angustiada, y no quería prolongar eso», dijo a The New Daily.

«Ha estado mareada durante tres semanas sin ninguna atención a bordo y ha estado confinada en su cabina desde el domingo

Consultada por Cerodosbé, Costa Cruceros confirmó que el Costa Luminosa había llegado el jueves al puerto de Marsella y estaba trabajando «en estrecha colaboración con las autoridades francesas para definir la modalidad para el desembarco».

Finalmente, y “tras el resultado positivo de los controles realizados por la autoridad sanitaria francesa a bordo, Costa Luminosa comenzó a desembarcar huéspedes en Marsella». Según explicó la línea de cruceros, «se trata de huéspedes franceses y de otras nacionalidades, elegidos en función de la logística del transporte para regresar a su destino».

Una vez desembarcados, los viajeros serán acompañados a sus vuelos y traslados, que han sido organizados por la empresa, a través de un «cordón sanitario de aislamiento«. Después el barco continuará hacia Italia, donde Costa Cruceros «está trabajando con las autoridades locales para organizar el desembarco de los huéspedes restantes».

Las últimas noticias, publicadas ayer en el medio digital Ansa It , nos informan que el Costa Luminosa salió ya del puerto de Marsella anoche y llegó a Savona.

A bordo hay 718 pasajeros, incluidos 165 italianos y unos 800 miembros de la tripulación (719 invitados fueron desembarcados en Marsella, asistidos por Costa).

En el muelle, la autoridad de salud marítima que tendrá que decidir si declara el barco «libre» o «contaminado».

«Costa Crociere nos informó que hay 84 personas aisladas a bordo y que ayer se vieron resultados positivos en 38 que habían aterrizado en Marsella», dijo el concejal regional de protección civil Giacomo Giampedrone al margen de la cumbre en la prefectura de Savona.

«Mi prioridad es desembarcar a los 165 italianos y extranjeros que tienen el visto bueno de su país para regresar a sus hogares, dijo Giampedrone, mientras que para los demás espero un plan nacional. Liguria no puede mantener más de mil cuarentenas».

Suiza dijo que se hace cargo de sus 80 ciudadanos.

Hay otros barcos de Costa Cruceros en la misma situación que el Costa Luminosa

Según la última actualización en la página Web de Costa Cruceros España, el Costa Victoria, también en navegación en estos momentos, tiene prevista su llegada el 28/03 a Venecia.

Lo mismo ocurre con el Costa Deliziosa, cuyo itinerario de la actual Vuelta al Mundo parece ser que no se completará para permitir a los pasajeros desembarcar y volver a casa, aunque no se ha indicado ni dónde ni cuándo.

Fred Olsen Cruise Lines: Braemar

La misma suerte tuvo el Braemar, de la compañía británica Fred Olsen Cruise Lines que tras constatar que viajaba con cinco personas a bordo contagiadas por coronavirus logró desembarcar en Cuba, después de que Barbados y Bahamas rechazaran el desembarco de sus pasajeros.

Cuarenta y tres personas fueron aisladas con síntomas.

Pulmantur Sovereign, Marella Cruises y Mein Schiff 3: Barcos errantes en busca de un puerto que los acoja.

En una nota de prensa publicada el 21 de marzo por PortalCruceros.cl, la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife ha recibido hasta una decena de solicitudes de buques de cruceros que podrían llegar a compartir larga estancia en el fondeo del Puerto de Santa Cruz de Tenerife, en España.

Dos de los cruceros ya tramitaron sus solicitudes ante Sanidad Exterior y es resto está pendientes de enviar la solicitud, siempre que se confirmen las previsiones, que deberán someterse a idéntico trámite en el Ministerio de Sanidad.

El Pulmantur Sovereign y Marella Cruises son las naves que actualmente están a la espera de respuesta de su solicitud por parte del Ministerio de Sanidad que, tal y como establece la orden PCM/216/2020, publicada en el BOE del 12 de marzo, podrá excepcionalmente levantar las prohibiciones de atraque a los buques y debiendo previamente autorizarlas.

De concederse dichos permisos, permanecerían en fondeo, sin pasajeros a bordo y con la mínima tripulación de seguridad que no puede desembarcar.

Por su parte el Mein Schiff3 ya recibió la pertinente autorización y llegará a la zona de fondeo a las 13.00 horas, mientras que el MSC Fantasía también recibió el permiso del Ministerio de Salvador Illa para atracar en el puerto santacrucero únicamente para suministrarse de combustible.

Cabe recordar que el punto 8 del Procedimiento de Autorización Excepcional de Entrada de Buques de Pasaje en Puertos Españoles establece que si la solicitud de atraque es debida a la necesidad de repostaje o avituallamiento del buque, se permitirá la misma para efectuar las operaciones mencionadas con la prohibición expresa de bajar o subir personas. a bordo.

El buque, asimismo, queda sujeto a los controles sanitarios que desde Sanidad Exterior le sean requeridos

MSC: El Música y el Fantasía siguen sin ser acogidos en ningún puerto, convirtiéndose en también en barcos errantes en busca de un puerto que los acoja

msc-isolation-sign

La situación a bordo ahora mismo del MSC Música y del MSC Fantasía no difiere mucho de la del resto de buques errantes por el mundo.

Según informa la publicación brasileña Plantao dos Lagos, el 10 de marzo, Juliana Farias, cirujana dental, se embarcó con sus padres en el crucero MSC Fantasía.

El barco zarpó de Santos (SP), con paradas programadas en Brasil y en puertos europeos.

La primera parada fue en Búzios, el 11 de marzo.

Sin embargo, los planes han cambiado debido al brote de coronavirus.

Ahora, el barco va directamente a Lisboa, en Portugal, y los 459 brasileños que están a bordo no saben cómo proceder, ya que la mayoría de los vuelos a Brasil están suspendidos.

Según el testimonio de otro pasajero a bordo del MSC Fantasía, “estamos en camino a Lisboa. Salimos de Santos el 10 de marzo. Al abordar, respondimos un cuestionario. Querían saber si teníamos coronavirus. Aparte de eso, todo es normal. No midieron nuestra temperatura ni realizaron ningún otro tipo de procedimiento. Bajamos en Búzios (RJ) el día 11 y, en Maceió (AL), el día 13. En estos destinos, tampoco medimos nuestra temperatura en el regreso.

Nos embarcamos y continuamos nuestro viaje como de costumbre.

El 17, recibimos una declaración de MSC, diciendo que no nos detendríamos en ningún otro puerto.

Vamos directo a Lisboa, llegando allí el 22.

Los días 22 y 23 de marzo, se inspeccionará el barco.

Todos los pasajeros deben bajarse del barco entre el 24 y el 26 e ir directamente al aeropuerto. Por ahora, no hay control médico y no hemos sido informados de casos de coronavirus dentro de la nave.

Estamos tensos porque no podemos volar de regreso a Brasil. Los europeos a bordo también están preocupados. Algunos, que tenían la intención de descender en ciudades como Barcelona (España), Marsella (Francia) y Génova (Italia), no están recibiendo vuelos a casa «, escribió el pasajero.

En el MSC Fantasía se encuentran decenas de pasajeros españoles que ayer nos hicieron llegar, a través de las redes, un angustioso archivo de audio:

Desde Los Viajes de Luciabox queremos seguir monitorizando de cerca la situación de todos estos pasajeros errantes a bordo de cruceros y también de su tripulaciones, que se encuentran en la misma situación de angustia y desamparo que el resto de las personas a bordo.

Por eso, si lees esta publicación, y eres uno de los miles de pasajeros atrapados en un crucero por el coronavirus pasajero o empleado de una naviera, también atrapado, con una historia que compartir ponemos a vuestra disposición nuestro Foro de Cruceros o nuestro e-mail losviajedeluciabox@gmail.com para que nos hagais llegar vuestras historias y así podamos intentar ayudarnos.

También podeis contactar con nosotros a través de nuestra página de Facebook , nuestro grupo de cruceros Los Viajes de Luciabox, Twitter, nuestro Canal de Youtube, Linkedin e Instagram

¡Suerte a todos!

Anuncios

2 comentarios sobre “Miles de pasajeros atrapados en un crucero por el coronavirus”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.