Oceanía Riviera: Overnight en Ibiza. Día 1

Primer día de escala en Ibiza

Vamos a darle el ultimo empujoncito al relato, porque para nuestra desgracia el cruise se estaba acabando

Hoy nos tocaba nuestro primer día de escala en Ibiza. La llegada estaba prevista para las 3 de la tarde y nos quedariamos en el puerto hasta el dia siguiente a las 6 de la tarde, lo que daba la posibilidad de conocer en profundidad el ambiente diurno pero también el nocturno, y la famosa movida ibicenca

Tras la agitada noche de navegación, y los problemas con el armario   decidimos pasar la mañana en la piscina hasta nuestra llegada a Ibiza.

El tiempo era soleado, pero a medida que nos ibamos acercando a la isla, las nubes surgían amenazantes y todo indicaba que Ibiza nos recibiría bajo la tormenta (afortunadamente no fue así y la tormenta se desencadenó bastante más tarde)

Como ya venía siendo habitual, Oceania dispuso autobuses gratuitos desde el puerto hasta el centro de la ciudad.

Dalt Vila, Patrimonio de la Unesco

Era la primera vez que estabamos en Ibiza y nos encantó, en especial la parte conocida como Dalt Vila, y que está considerada Patrimonio de la Unesco.

La tarde la dedicamos a pasear y callejear por las aún poco animadas calles y callejuelas, que nos permitieron descubrir que en la Isla conviven, sin problemas, desde las tradiciones más tradicionales   hasta las más modernas modernidades

Era media tarde, y aunque las terrazas estaban vacías y los más noctámbulos seguramente estaban todavía durmiendo, todo presagiaba que la noche del viernes sería multitudinaria, a juzgar por el número de taburetes y banquetas pendientes de ser colocadas

Ese día en puerto estaba también el Grandeur of the Seas, y los dos barquitos lucían preciosos desde los numerosos miradores que hay en Ibiza

Tras una paradita para un refresco continuamos el paseo por la Isla

P11209790004.JPG

Mi madre empezaba a contagiarse peligrosamente del ambiente ibicenco

Menos mal que la hija está bastante más cuerda   y tras unas compritas de moda ibicenca, la arrastré de nuevo al barco para cenar, bajo la promesa de que después volveriamos para ver la movida nocturna

Cena overnight en el comedor principal del Riviera

Esa noche cenamos en el GDR

Tras la cena, espectaculo «Flower Power» en el Riviera Lounge, gin tonic en el Martini y al camarote, porque los efluvios del gin tonic mezclados con el cansancio acumulado de un largo día, lograron que mi madre abandonase la idea de pasar la noche en Amnesia y Pacha

Por cierto, creo que no os lo había contado: aunque en Oceania no hay animalitos con toallas si que os encontrareis todas las noches las chocolatinas de rigor sobre la almohada

Como estabamos en puerto y no había problema de viento   decidí salir a tomarme la penultima copa en la terraza, mientras leia un rato en mi nuevo libro electrónico   y disfrutaba del clima ibicenco, y esto fue lo que me encontré

Ya en aquel momento me imaginaba que serían unos yates importantes, pero la búsqueda que acabo de realizar en San Google me confirman mis peores presagios

El barco pequeño, Al Diriya, pertenece a la familia real saudí (está en el ranking número 43 según este artículo de la Wikipedia es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Yates_m%C3%A1s_grandes_por_longitud )

El otro, el Turama, es un un yate que al parecer se ha hecho famoso últimamente en las Pitiusas.

Este buque de 117 metros de eslora, acondicionado como yate de lujo, se alquila a cualquiera que disponga de 90.000€ al día

Os pongo el enlace a la página por si estais interesados

www.charterok.com/barcos-embarcaciones-y…rter-alquiler/turama

Pasé un buen rato, entretenida cotilleando a los que supongo vips y famosos entrando a bordo de la fiesta en el Turama, así como a la intrépida tripulación de Oceania que se disponía a pasar la noche de marcha en Ibiza

Cuando me cansé de ver cochazos de lujo llegando al Turama y el autobus yendo y viniendo al Riviera  decidí irme a dormir



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.