Collector cruise en el Ryndam: Ulvik❤⛵✔

Visitando Ulvik en los Fiordos Noruegos

Tras nuestra escala en Stavanger, tocaba conocer Ulvik, un pequeño pueblo de poco más de 1.000 habitantes, situado al final del fiordo de Hardanger.

Hardanger es el segundo fiordo más largo de Noruega, y se adentra en la tierra más de 200 kilómetros, siendo Ulvik un lugar lleno de paz y tranquilidad, dónde parece que el tiempo se ha congelado.

Un precioso paseo por Ulvik

Ulvik es un municipio ubicado en el condado de Hordaland, y se extiende desde Hardangerfjord hasta los montes, con una altitud de 1.800 metros sobre el nivel del mar.

Según la Wikipedia, de la población total del municipio, 1.094 habitantes en 2014, la mayor parte, 646, son residentes y vive en el pueblo.

La gran mayoría de los que no viven en el pueblo de Ulvik viven en granjas en el entorno o en los límites de Osafjorden, en el pueblo de Osa.

El pueblo apenas tiene nada que ofrecer para «urbanitas» como nosotras, pero compensa la escala solo por contemplar la navegación por el increíble fiordo.

Ulvik
Ulvik
Fiordo
Fiordo
Fiordo
Fiordo
Ulvik
Ulvik
Ulvik
Ulvik
Ulvik

En el interior de la iglesia, pudimos disfrutar de un maravilloso concierto.

Ulvik
Ulvik
Ulvik

Tras el concierto, mi madre se entretenía soplando las flores. :S :S

Ulvik

También tirando piedras al fiordo y comiendo moras, aunque de eso no dispongo de documento gráfico. :whistle: :whistle:

Ulvik
Ulvik

Para los amantes de la pesca, el pueblo ofrece también un río dónde pescar salmón.

Ulvik
Ulvik
Ulvik
Ulvik
Ulvik

Como nosotras preferimos comprarlo en la pescadería, visitamos el pequeño supermercado de Ulvik, dónde no os lo creeréis, pero ¡¡hay productos españoles!!. :woohoo: :woohoo:

Ulvik
Ulvik
Ulvik
Ulvik

Tras una parada para café y chocolate caliente, ya que la mañana estaba fresca, seguimos con el paseo por el precioso pueblo de Ulvik.

Como anécdota, contaros que en el bar del pueblo trabajaba una simpática chica de Barcelona, que llegó hasta este remoto lugar huyendo de las listas del paro. :evil: :evil:

Os pongo alguna fotito más, aunque el plácido paseo se interrumpió bruscamente por una tormenta impresionante que se desató al mediodía.

¡Tuvimos que correr para volver a los tenders que nos llevarían al barco!. :lol: :lol:

Ulvik
Ulvik
Ulvik
Ulvik
Ulvik
Fiordo
Fiordo
Fiordo

Como veis, en los pequeños pueblos de Noruega todavía habitan los vikingos. :lol: :P :laugh: :laugh:

Fiordo

Para los que estéis interesados en invertir en inmobiliaria en este placido lugar, esta construcción todavía tenía viviendas disponibles. :whistle: :whistle:

Fiordo
Navegando por el Fiordo de Hardanger

Después de comer, y como la tormenta había remitido, decidí acercarme a la proa del barco para contemplar, desde allí, la navegación de retorno por el largo fiordo.

Los paisajes en el Fiordo son impresionantes:

Fiordo
Fiordo
Fiordo
Fiordo
Fiordo
Fiordo
Fiordo
Fiordo

Más fotitos de Ulvik y de la navegación por el Fiordo:

Fiordo
Fiordo
Fiordo
Fiordo
Ulvik

El resto de la tarde la dedicamos a sestear, leer y relajarnos en el spa, mientras disfrutábamos de las maravillosas vistas que nos ofrecían Ulvik y el Fiordo. :woohoo: :woohoo: :woohoo:

Cena de gala en el Ryndam de Holland América

Tras el relax, la cena :woohoo: :woohoo: Esa era nuestra segunda noche de gala, y el surf & turf estaba impresionante. :woohoo:

Ryndam
Ryndam
Ryndam
Ryndam
Ryndam
Ryndam

Por cierto, creo que en este relato todavía no comenté nada sobre el paquete de vinos.

Los paquetes de vinos en Holland América

En Holland permitían hasta ese momento (creo que esta política ha cambiado en los últimos años por lo que he leído en algún foro americano :evil: :evil: ) subir botellas de vino en cada puerto y pagar únicamente el descorche.

Pero yo opté por comprar el paquete de vinos denominado «Cellar Master Package», que por el precio de 259 $ incluía:

5 botellas de vino + 1 botella regalo Holland América.
2 catas de vinos (normal y Premium).
Una cena para dos personas en el Pinacle Grill.
1 regalito (en nuestro caso, una pulsera con motivos de Holland).

Así que, descontando el valor nominal de los regalos, el coste por botella no supera los 18 $, y puedo aseguraros que a lo largo del cruise, bebimos vinos muy buenos.

En concreto ese día en Ulvik debió coincidirme cambio de botella :laugh: :laugh: :laugh:.

¡No os vayáis a pensar que me las bebo a pares, ehhh ! ;)

Cuando terminé el riquísimo shiraz Alice White decidí abrir la botella de cabernet sauvignon regalo de Holland América, que estaba francamente bueno :woohoo: :woohoo:

Ryndam
Ryndam

 

¡Hasta la próxima, Ulvik!

Ryndam
Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.